Peregrinación anual de María Auxiliadora

Una manifestación mariana

A lo largo del mes de mayo tuvimos muchas oportunidades de contemplar a nuestra Madre del Cielo e invocarla con el título de Auxiliadora de los Cristianos.

Le hemos pedido que escuche nuestras intenciones, le hemos ofrecido nuestras alegrías y sacrificios, hemos celebrado con inmenso júbilo su Solemnidad el pasado viernes 24 de mayo en el Santuario Nacional de María Auxiliadora contando con la presencia de Mons. Nicolás Cotugno, nuestro Arzobispo.

Pero también hemos realizado lo que en un tiempo se llamó la “fiesta externa” de la Auxiliadora, es decir, la Peregrinación Anual.

En esta tradicional manifestación mariana que se celebra el domingo más cercano al día de la solemnidad –24 de mayo– se dan cita en la intersección de las Avenidas Lezica y Garzón aquellos que se sienten convocados por el amor y la cercanía de la Virgen y que la veneran bajo esta advocación.

Una fiesta de familia

Comúnmente decimos que esta peregrinación es un gran motivo para que se nucleen los miembros de la Familia Salesiana, ya que siempre se invita a que todos aquellos que participan en los distintos grupos de la misma se hagan presente en este día de fiesta.

Es así como año a año se dan cita para “caminar junto a María” no sólo los salesianos de Don Bosco y las Hijas de María Auxiliadora, sino también, exalumnos y exalumnas y los miembros de las distintas ramas de la Familia diseminados a lo largo y ancho del territorio nacional.

Todos se reúnen para unir sus corazones al de la Madre Auxiliadora agradeciendo tantos favores recibidos.

Una fiesta de todo el Pueblo de Dios

Pero sabemos que María ha auxiliado y sigue auxiliando a los miembros del Cuerpo de su Hijo más allá de los horizontes de la Familia Salesiana, por tanto, esta manifestación pública de reconocimiento a María ha nucleado y sigue nucleando a muchos hermanos y hermanas de las distintas comunidades parroquiales que forman parte de las diferentes diócesis del país.

No pocos son los miembros de la Iglesia en el Uruguay que desde lo más profundo de su corazón elevan al cielo la plegaria “María Auxílianos” y muchos de ellos se hacen presente todos los años para expresar su gratitud y confiar sus inquietudes a la Auxiliadora de los Cristianos.

 

La Iglesia que camina unida

Así nos sentimos el pasado domingo 26 de mayo cuando llegados de distintos lugares fuimos creando el clima adecuado para comenzar la peregrinación. Nos percibíamos como Iglesia que camina unida en torno a María.

Al igual que los primeros cristianos fueron descubriendo en Ella a la mujer que es modelo de disponibilidad a la voluntad de Dios, también nosotros fuimos siguiendo sus pasos entre cantos y oraciones procurando experimentar como su cercanía nos ayuda a introducirnos en el Misterio de la Santísima Trinidad ya que como creatura es la mejor realización del Dios que es Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Comunión con Cristo Eucaristía

A través del recorrido que fuimos haciendo por la Avenida Lezica, María nos condujo al Santuario que le está dedicado.

A medida que fuimos caminando muchos se fueron incorporando a nuestra marcha. Todos juntos llegamos así al pie del altar donde se celebró la Santa Misa.

Si bien seguramente cada uno puso en el Corazón de la Trinidad sus intenciones más preciadas, unidos y motivados por las palabras de Mons. Nicolás pusimos en el Corazón de María y desde él en el Corazón del Señor nuestra sentida oración por el crecimiento de la Iglesia, no sólo en número sino también en santidad.

María nos auxilia en el descubrimiento de la propia vocación

Cada uno de nosotros somos llamados a formar parte del mismo Cuerpo de Cristo, somos enriquecidos por los dones del Espíritu y nos encaminamos hacia el encuentro definitivo con el Padre.

Que este caminar junto a María nos ayude a responder con fidelidad al llamado que Dios nos ha hecho y a orar sin cesar por aquellos que aún no han descubierto su voluntad sobre sus vidas, en especial los que son llamados a la vida sacerdotal y religiosa.

¡El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo siguen llamando! Unidos a María, Auxiliadora de los Cristianos, continuemos nuestro caminar ofreciendo nuestra plegaria y sacrificios por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas.

 

 

P. Carlos Sanabria De Pretto. S.D.B.
Párroco – Rector del Santuario.